Página 16 - MI LIBRO DE TEATRO

Versión de HTML Básico

17
ESCENA TERCERA
N
ARRADOR
:
El campesino se fue corriendo al pueblo y Estrella siguió
su camino. La niña llevaba dos horas andando cuando
llegó hasta una posada, donde se detuvo a comer.
Estrella entra por una puerta que pone «Posada». Al rato vuelve a salir, seguida
por la posadera.
P
OSADERA
:
(Le estrecha la mano.)
Muchas gracias, joven.
E
STRELLA
:
De nada. La comida se merece la moneda
que le he dado. Estaba buenísima.
N
ARRADOR
:
Estrella siguió su camino hacia «Villa Fe»,
pero se encontró con una mujer que lloraba.
E
STRELLA
:
(Se detiene junto a la mujer.)
¿Qué le pasa, señora?
M
UJER
:
(Llorando desesperada.)
¡Todo, todo lo he perdido!
Con la tormenta de anoche, el río ha crecido
y se ha llevado mi casa y todas mis pertenencias.
N
ARRADOR
:
Estrella buscó la bolsa que le había dado
la anciana, pero de repente...
E
STRELLA
:
(Busca en sus bolsillos, en la mochila que lleva,
busca y rebusca. Se dirige al público.)
Pobre
mujer, cómo me gustaría ayudarla, pero ya no
me queda oro.
(Busca y rebusca.)
¿Dónde estará
la bolsa? ¿Me la habré dejado en la posada?
N
ARRADOR
:
Pero finalmente, Estrella encontró la bolsa.
E
STRELLA
:
(Al público.)
¡Aquí está! ¿Cuántas monedas
me quedarán?
(Cuenta con los dedos y la ayuda
del público.)
Una que le di al niño, más cinco
al campesino, son seis, más una a la posadera,
son siete. Entonces me quedan tres.
Ojalá le pudiese dar más a la pobre mujer.
N
ARRADOR
:
Estrella abrió la bolsa y sacó las monedas que
le quedaban. Pero no eran tres.
E
STRELLA
:
(Al público.)
¡Diez, diez monedas, como si no hubiese
gastado ninguna! ¡Qué genial!
(A la mujer.)
Tenga,
señora, aquí tiene diez monedas. Con ellas podrá
comprarse una casa nueva.
2