Página 28 - MI LIBRO DE TEATRO

Versión de HTML Básico

29
4
Aparece el duende y se repite la misma situación que con los otros dos
hermanos.
D
UENDE
:
¡Buenos días tenga usted!
¿Puede darme del pastel
un trozo muy pequeñín
y de vino un poquitín
para calmar yo mi sed?
T
ONTAINAS
:
Sólo traigo agua y pan,
mas de ambos puedo dar
si los quiere compartir.
Abre la cesta y encuentra el pastel y la botella de vino.
¡Hala! ¿Qué es lo que hay aquí?
¡Un banquete! ¡Qué genial!
Se sienta junto al duende y comen y beben los dos.
D
UENDE
:
Un premio te has merecido
pues conmigo has compartido.
Eres de buen corazón.
Cava con un azadón
y encontrarás escondido,
de oro, un ganso capón.