Página 30 - MI LIBRO DE TEATRO

Versión de HTML Básico

31
4
Según va caminando Tontainas, una hilera de gente se va enganchando,
hasta que quedan siete, todos pegados unos detrás de otros.
N
ARRADOR
:
Uno tras otro quedaban
y en ristra se enganchaban.
Tras las hijas siguió un agricultor
y, de una granja, un pastor.
Del pastor su zagalilla
y luego otro agricultor.
Por el camino un hombre los ve, señala con el dedo y comienza a reírse.
Tontainas continúa adelante sin prestarle atención. El hombre se dirige
a él.
H
OMBRE
:
¿Adónde vais todos cogidos?
¿Al castillo de Portillos
donde vive la princesa
que está llena de tristeza?
¿Quieres ser tú su marido?
N
ARRADOR
:
El rey había proclamado
que quien tuviese en su mano
alegrar a la princesa
que sufría de tristeza,
sería muy bien pagado.
T
ONTAINAS
:
(Mirando la fila que lleva detrás.)
Al castillo iremos todos
a alegrar a la princesa.
Y si de ésta no se alegra
será sosa, pava y lerda.