Página 4 - MI LIBRO DE TEATRO

Versión de HTML Básico

5
La dramatización es una forma de representación
en la que los alumnos y alumnas utilizan el cuer-
po, la voz y el espacio y tiempo escénicos para ex-
presar y comunicar ideas, sentimientos y viven-
cias.
La actividad dramática engloba muchas áreas
del aprendizaje: la lengua, la psicomotricidad, la
expresión corporal, la plástica, la música, lo que
la convierte en un ámbito de expresión muy enri-
quecedor.
A partir de los ejercicios de dramatización, se
pueden plantear los siguientes objetivos:
Comprender las posibilidades del sonido, la
imagen, el gesto y el movimiento expresivo co-
mo elementos de representación y utilizarlos
para expresar ideas, sentimientos y vivencias
de forma personal y autónoma.
Conocer los elementos dramáticos básicos pa-
ra el análisis de producciones artísticas y utili-
zarlos de forma personal.
Estimular la cooperación y la integración en ac-
tividades grupales.
Utilizar la voz y el propio cuerpo como instru-
mentos de representación dramática.
Planificar una representación dramática identi-
ficando los componentes del proceso y los ele-
mentos expresivos que formarán parte de la
puesta en escena.
Aprender a escuchar una narración identifican-
do los elementos dramáticos que la integran
(argumento, personajes, interacciones…).
Desde el punto de vista del desarrollo, el juego
dramático facilita el proceso de maduración de
los niños en estos aspectos:
Contribuye a vencer la timidez.
Facilita el autocontrol de los niños y niñas que
tienen caracteres más inquietos o agresivos.
Constituye una estrategia para la comprensión
más eficaz de la lectura, ya que sin ella sería
muy difícil asumir los diferentes «roles» que
exige una representación dramática.
POR QUÉ UN LIBRO DE TEATRO