Página 8 - MI LIBRO DE TEATRO

Versión de HTML Básico

9
I
NGENUO
:
¡Tienes razón, qué tonto soy!
L
ISTO
:
(Al público.)
¡No se imagina hasta qué extremo lo es!
(A Ingenuo.)
¡Qué va, hombre, qué va! Más adelante, cuando llegue el invierno
y tengamos más necesidad, vendremos a buscarlo. ¿Te parece?
I
NGENUO
:
¡De acuerdo!
N
ARRADOR
:
Los dos amigos escondieron el dinero y se fueron cantando hasta
el pueblo, contentos con su hallazgo.
Esconden la bolsa en el hueco del árbol y se van, del brazo y cantando. Antes de salir del
escenario, Listo esboza una sonrisa de complicidad con el público.
N
ARRADOR
:
Esa noche, Listo no pudo dormir urdiendo un plan para despojar
a Ingenuo de su parte del dinero. De madrugada volvió solo
al árbol.
(Entra Listo a escena.)
L
ISTO
:
¡Aquí está! ¡Todo para mí!
(Ríe con maldad y saca
la bolsa del árbol.)
Este tonto de Ingenuo no verá
ni una de estas monedas.
(Sale del escenario.)
N
ARRADOR
:
Y Listo se llevó todas las monedas a su casa.
El escenario queda vacío durante unos instantes para dar sensación
de transcurso del tiempo.
BASADO EN UN CUENTO POPULAR PERSA